Reestructuración en Oriente Medio

 

 

Sorprendentemente  Oriente Medio ha percibido una conjunción de buenas noticias que hacen prever, tal vez no soluciones inmediatas pero sí una atmósfera más respirable.

En la misma semana Turquía restablece las relaciones diplomáticas con Israel, después de las aventuras fallidas de las “flotillas de la paz”. Ese camino de presión que tenía que atravesar los áreas controladas por la  flota  rusa, la flota norteamericana y la flota israelí sólo podía tener  propósitos propagandísticos.

En las mismas fechas, el jefe del PKK, el equivalente turco a la ETA, pero con cuarenta veces más muertos en su haber, propone desde la cárcel en la que cumple cadena perpetua, una paz del pueblo kurdo con Turquía renunciando al soberanismo y  aceptando un régimen autonómico. Este acuerdo, si se consolida, resuelve muchos problemas históricos y presentes.  El pueblo kurdo, en su mayoría musulmán de confesión chií, sufrió mucho por parte del Irak de Sadam Hussein y de Turquía. Se extienden los kurdos por el l Norte de Irak y el Sureste de  Turquía y en menor medida por las repúblicas de Asia Central, Siria y el Líbano. Por tanto los kurdos están en el ojo del huracán. Los conflictos en la frontera turca con el Ejército sirio, el problema de los campos de refugiados sirios que pasan del millón y el denominador común sunita frente al bloque de Iran-Siria, con el respaldo de Rusia y Chima, permite reordenar fuerzas dispersas que tienen más intereses comunes.

La presencia del presidnte Obana dn Jerusalén y Ramala,  se une en el tiempo con lo anterior. Por mucha frialdad con que haya sio recibido por la Autoridad palestina, Obana ha dejado en claro dos cosas: que la solución pasa por el reconocimiento del Estado palestino y la incondicional apoyo de Estados Unidos a Israel. Es una buena noticia porque va progresando  la idea de la fundación del Estado palestino después de haber sido reconocido como observador en la ONU.

En otro orden de cosas Simon Peres y Nettanyahu, han invitado, los primeros al Papa Francisco a visitar Israel, lo que refuerza el cuadro que estamos describiendo. Es bien sabida la posición de la Santa Sede del reconocimiento del Estado palestino y de la obtención de acuerdos negociados en todos los frentes. Las recientes jrnadas en Roma ha vuelto a visualizar el prestigio mundial de la Iglesia Católica en el Mundo, incluso  se ha hecho notar, la presencia de ls máximos mandatarios de países musulmanes y de otras religiones y confesones.

Es cierto que todos estos movimientos,  refuerzan la alianza de países prooccidentales y los intereses de la opinióndemócrata de los Estados Unidos, necesitado de  impedir a toda costa que más intercenciones en la zona agraven la crisis financiera de su país.

Por suparte la lucha por el control del petróleo y sobre todo del gas, que tiene sus canales de ditribución en Siria y el Líbano, un refuerza los vínculos de Irán con Siria que tiene además en Hezbolá, la guerrilla chií en Líbano un fuerte aliado  e incluso un cuerpo de combate en la propia Siria.

A todo esto, la crisis financiera  saca a relucir  otro frente imprevisto para los que no nos movemos en las profundidades del asunto: El colapso de Chipre, resalta el hecho de que  Rusia controla en la práctica, la economía de Chipre. Si la deuda de ese minúsculo país, ocho veces  menos poblado que Cataluña, ascienda a diez mil millones de euros, contrasta con que los depósitos extranjeros, la mitad rusos, sumen más de cuarenta mil millones de euros. Tan chocante situación no debe deja de relacionarse con que Chipre es también, el extremo de la conducción del gas hacia Occidente. Si Bruselas propone una derrama a los depósitos bancarios desde un 9%, es un ataque directo a los fondos rusos como así lo ha denunciado Wladimir Putin.

Todos los países, incluyendo España, venden armas en el anco mundo a sus respectivos clientes, que mantienen así la temperatura bélica en múltiples conflictos en Asia y África. En esos países la pólvora es más abundante que el agua.